Normalmente las vacaciones se asocian a recuerdos gratos y placenteros. No obstante, muchas veces esto no ocurre debido a una mala planificación o simple desinformación del destino elegido. Aquí te entregamos algunas recomendaciones para evitar que tu descanso se transforme solo en malos recuerdos.

Se acerca el periodo estival y muchos ya proyectan lo que serán sus merecidas vacaciones, pero ponga atención a los siguientes consejos que le ayudarán a cumplir su sueño de disfrutar algunos días de descanso y evitar problemas que muchas veces terminan por ser verdaderos dolores de cabeza que empañan una experiencia que debería ser solo de diversión y relajo.

Viajar no es algo que se deba tomar a la ligera y la idea es que antes de iniciar esta aventura exista una buena planificación que permita identificar lo bueno y malo de cada destino, así como también saber cómo y con quien contactarse en caso de un problema.

A su vez, una buena recomendación para alguien que no tiene mucha experiencia en viajes es programar sus actividades con un operador que entregue plenas garantías del servicio que ofrece.

De esta manera eliminará el riesgo de llegar a destino, por ejemplo, y encontrarse con la desagradable sorpresa que no estaba hecha su reservación o bien que el hotel elegido no cuenta con las condiciones que esperaba.

Así nos comentan en COCHA, agencia que por años ha estado presente en la industria del turismo, y donde nos explican que al realizar un viaje no es extraño que surjan imponderables, por lo que aconsejan organizar estas actividades “junto a la asesoría de entendidos en el tema, quienes pueden orientar a la hora de elegir el destino, un hotel y las rutas aéreas, entre muchos otros factores”. “Es bueno contar con algún número de emergencias donde recurrir en caso de errores en reservas, además de un servicio de asistencia post venta que permita resolver dudas o realizar solicitudes especiales”

COCHA Si el destino ya está definido, agregan en COCHA, es fundamental exigir, por ejemplo, un contacto de la empresa que esté disponible para solucionar cualquier dificultad durante el viaje o bien que preste asistencia post venta. “Es bueno contar con algún número de emergencias donde recurrir en caso de errores en reservas, además de un servicio de asistencia post venta que permita resolver dudas o realizar solicitudes especiales para pasajeros con necesidades específicas de dieta o de movilidad reducida, entre otros”, sentencian.

En la empresa también recomiendan a los viajeros, ya sean expertos o neófitos, el contratar un seguro de asistencia en viajes que incluya la cobertura de atenciones médicas y asistencia frente a cualquier siniestro.

Estos seguros comienzan a regir desde el despegue del avión hasta el retorno al hogar, explican. Junto con ello, también es resorte del turista tomar otras medidas que minimizarán las posibilidades de pasar un mal rato durante sus vacaciones. Entre ellas están:

1.- Organizar tu dinero
2.- Revisa las experiencias de otros viajeros
3.- Comparte con tus cercanos tu ruta e itinerario
4.- Mantén una ficha con tus datos personales en maletas y bolsos
5.- Organiza y lleva un pequeño botiquín
6.- Siempre ten una copia de tus documentos y pasaporte
7.- Lleva la dirección y teléfono de la embajada o consulado chileno de tu destino
8.- Lleva una reserva de cosas indispensables como lentes ópticos o cámara fotográfica

Fuente: Emol.com