¿Cuán cierto es que las cajas de cartón para bebés salvan vidas en Finlandia y el resto del mundo?

Las famosas cajas de cartón para bebés en Finlandia, entregadas a cada recién nacido en ese país, han sido asociadas con la reducción de mortalidad infantil.

Pero, ¿qué evidencia hay de que estas realmente tienen ese efecto?, se preguntó la periodista de la BBC Elizabeth Cassin.

Hace casi cuatro años, la BBC hizo un reportaje sobre el modelo de las cajas finlandesas, que existe desde la década de 1930.

El artículo se convirtió en un fenómeno viral y fue leído por millones de personas, convirtiéndose en uno de los más populares en BBC Mundo.

La nota explicaba la política del país escandinavo de darle a cada madre embarazada una caja de cartón llena de productos para bebés, como ropa, una cobija, un colchón, sábanas y pañales.

La caja, además, puede usarse como una cuna.

Uno de los motivos por los que el modelo atrajo tanta atención tuvo que ver con que Finlandia tiene una de las tasas de mortalidad infantil más bajas en el mundo: dos muertes por cada 1.000 nacidos vivos, comparada con un índice de 32 por cada 1.000, según Naciones Unidas.

Cajita finlandesa en MéxicoEl modelo de las cajas finlandés ha sido copiado en otros países como México.

En los últimos años, la idea de la caja se ha diseminado por todo el mundo, de México al sur de Asia, pasando por países como Sudáfrica, Reino Unido, EE.UU. y Canadá.

Entre sus seguidores no sólo hay clientes particulares, sino gobiernos atraídos por la promesa de una menor tasa de mortalidad infantil.

Pero al pensarlo bien, esta es una aseveración atrevida.

¿Cómo puede ser que poner a un bebé a dormir en una caja y un conjunto de objetos ayuden a reducir la mortalidad infantil?

Un lugar seguro

En teoría, las cajas ofrecen un lugar seguro para el sueño de los bebés.

Hay muchas razones por las que los pequeños mueren, desde problemas de salud a accidentes.

Las cajas de cartón finlandesas podrían ayudar a reducir una causa específica de muerte en los bebés: el síndrome de muerte súbita del lactante (SIDS, por sus siglas en inglés), también conocido como “muerte en la cuna”, que provoca el fallecimiento inesperado e inexplicable de un recién nacido aparentemente sano.

Finnish mother and babyUna combinación de factores están detrás de las muertes infantiles en Finlandia.

Aunque es difícil entender todas las veces qué causa estas muertes, hay factores ambientales que podrían aumentar el riesgo, como estar cerca del humo del tabaco, enredarse en la ropa de cama o dormir junto a los padres,especialmente si estos han estado bebiendo.

En la década los 90, varios países occidentales introdujeron campañas llamadas “Back to Sleep” (“De espaldas para dormir“, en español), cuando se descubrió que los bebés que descansan boca abajo son más vulnerables al SIDS.

Las iniciativas llevaron a una reducción significativa de muertes por este síndrome en países como Estados Unidos y Reino Unido.

“Desde que tuvimos esa dramática caída de SIDS en la década de los 90, estamos en una situación en la que los SIDS restantes son mucho más difíciles de prevenir”, afirmó la profesora Helen Ball, directora del Laboratorio de Sueño para Padres e Hijos de la Universidad de Durham, en Reino Unida.

“Entonces, ahora la gente está buscando nuevas intervenciones y cambios en las prácticas de cuidados que podrían ayudar específicamente a algunas de las familias más vulnerables”.

Mortalidad Infantil

Poner a un bebé en una caja y mantenerla cerca de uno de los padres podría prevenir algunos de los escenarios peligrosos.

Pero es importante entender que casi todos los países han registrado una reducción dramática en sus índices de mortalidad infantil durante el siglo pasado.

En 1900, alrededor del 15% de los bebés en Europa morían durante el primer año de vida. Ahora es menos del 0,4%.

Y académicos y profesionales de la salud finlandeses han señalado los posibles malentendidos sobre el modelo de las cajas de cartón.

Cuidados prenatales

Para entender cómo las políticas cambiaron en Finlandia, hay que remontarse al año 1938.

Un bebé duerme en una cuna.La tasa de mortalidad infantil en Finlandia empezó a descender a finales de la década de 1930.

A pesar de que las tasas de mortalidad infantil disminuían en Europa, el índice de Finlandia era más alto que el de sus vecinos nórdicos.

Fue entonces que el gobierno decidió ofrecer cajas de cartón para bebés a las mujeres con menores ingresos.

Pero las cajas se introdujeron “al mismo tiempo que comenzó el cuidado prenatal”, explicó el profesor Mika Gissler, estadístico del Instituto de Salud y Bienestar de Finlandia.

Las mujeres debían asistir a las clínicas en la primera etapa de su embarazo para recibir el paquete de maternidad. Su salud podía ser monitoreada durante y después del embarazo.

La legislación en 1944 obligó a los municipios a proveer clínicas de maternidad y de pediatría.

Ese año, sólo el 31% de las madres habían recibido cuidados prenatales. La cifra aumentó a 86% el año siguiente.

En 1949, el “paquete de cuidados”, incluyendo la caja de cartón para bebés, se ofreció a todas las mujeres embarazadas.

“Luego allí hubo el gran cambio de nacimientos en casa a dar a la luz en hospitales”, afirmó Gissler.

Uno de los colegas de Gissler, la académica Tuovi Hakulinen, añadió que, hasta donde sabe, no hay un vínculo directo entre la caja de cartón y las tasas de mortalidad infantil.

La disminución de la mortalidad infantil se debe más a una combinación de avances en la medicina, vacunas, nutrición, higiene y una prosperidad creciente.

Finlandia tiene cifras confiables sobre el SIDS en las últimas tres décadas, y las tasas de incidencia son bajas.

Un bebé durmiendo.Con una campaña para que los bebés duerman boca arriba, en lugar de boca abajo se logró disminuir la ocurrencia del síndrome de muerte súbita del lactante.

Pero la significativa reducción en muertes han tenido que ver con avances relacionados con anomalías congénitas y otras enfermedades.

Aun así, una de las compañías líderes en ventas de cajas de cartón para bebés promociona sus productos como un regalo esencial para los nuevos padres, refiriéndose a estudios que demuestran la ayuda que aportan las cajas para prevenir el SIDS.

La periodista de la BBC Elizabeth Cassin le pidió a la empresa que le mostrara esos estudios, pero le contestaron que los que muestran resultados positivos todavía no se han publicado.

Los expertos señalan que no hay investigaciones que prueben la eficacia de las cajas para bebés.

El interés de Estados Unidos

En Estados Unidos la idea de la caja ha recibido mucha atención, porque en este país hay una tasa de mortalidad infantil de 6 por cada 1.000 nacidos vivos, comparable con Polonia y Hungría.

El índice del país norteamericano está por debajo de lo que se espera, tomando en cuenta los ingresos.

La académica Emily Oster, economista de la Universidad de Brown, comparó datos de EE.UU. con los de varias naciones europeas, principalmente Finlandia y Austria.

Oster dijo que en EE.UU. el primer mes desde el nacimiento suele transcurrir bien, pero que del mes al año “puedes ver que la tasa de mortalidad comienza a acelerarse y a distanciarse de otros países en ese periodo”.

Un hombre da un biberón a un bebé recién nacido junto a la cama donde se encuentra la madre.Además de la caja, las madres en Finlandia entran en contacto con enfermeras o trabajadores sociales que ayudan a reforzar los cuidados postnatales.

Al analizar los datos de mujeres con un título universitario —un indicador de un ingreso relativamente alto— los índices de mortalidad infantil eran bajos y similares a los de los mismos grupos en Austria y Finlandia.

La diferencia es que en Finlandia las mujeres menos y más educadas tienen un perfil muy similar en cuanto a este índice. Mientras que no pasa lo mismo en EE.UU.“, detalló Oster.

Pero, según su investigación, no está claro cuáles son las causas específicas de estas muertes porque hay muchas cosas que diferencian a EE.UU., incluyendo el sistema de salud.

La mayor parte de los países europeos tienen un programa bastante desarrollado de cuidados postnatales en casa, algo que no está tan extendido en EE.UU.

“Lo que con frecuencia acompaña la caja es un contacto adicional con alguien: un asistente sanitario, una enfermera, un trabajador social. La casa sola no parece ser importante”, añadió Oster.

Las cajas para bebés son muy populares en Finlandia, pero son un emblema de un sistema de salud más amplio.

COMÉNTANOS CON TU FACEBOOK

Lea también

Cierran escuela cristiana en China por acusaciones de promover “lavado de cerebro” a favor del cristianismo

Históricamente, el comunismo siempre se opuso al cristianismo, que era visto como una visión de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com