Adicta a redes sociales se reconcilia con Dios tras un año sin Internet

Fue así que ella encontró el elemento perdido en su vida: Dios. “Mi experiencia de un año sin Internet fue que hizo las cosas más difíciles y verdaderos espacios de vacío y silencio”, dijo.

Esther Emery vivía casi literalmente navegando por Internet, conectado las 24 horas del día, 7 días a la semana. Ella llegaba a despertarse por la noche para echarle una mirada a las redes sociales. Pero llegó un momento en que la madre de tres hijos sentía que algo estaba mal en su vida.

Fue entonces cuando su matrimonio y su trabajo como directora de teatro en Boston, Massachusetts comenzó a desmoronarse. Incluso se identificó como adicta a las redes sociales.

Fue así que ella encontró el elemento perdido en su vida: Dios. “Mi experiencia de un año sin Internet fue que hizo las cosas más difíciles y verdaderos espacios de vacío y silencio”, dijo.

“Me di cuenta a través de mi año sin Internet que, para mí, una verdadera experiencia de silencio y experiencia con Dios son casi sinónimos”, dijo. “Fue casi como si no tuviera que orar, yo tenía que estar en silencio, y se convirtió en una forma muy natural de conexión con lo que importa y con todo ese elemento de la presencia de Dios”, dijo.

Esperanza
Emery recuerda cómo se reconcilió con su fe en un libro titulado: “What Falls from the Sky”  (Lo que cae del cielo, en traducción libre). “Si te sientes de mal humor, si te sientes agotado, desesperado, si te sientes como si nada tuviera sentido. O si te sientes correr tan rápido como sea posible a partir de algo que le tienes miedo. Esta historia es para usted. Créeme que la curación es posible”, dice en un vídeo de YouTube.

“La esperanza es posible, se puede poner silencio, la esperanza de la salvación, la esperanza de la curación de la simplicidad de mirar hacia arriba”, dice ella.

Antes de reconectarse con Dios, Emery admitió que no podía conseguir lo suficiente para sentirse satisfecha en el Internet. En una entrevista con Boise State Radio, ella dijo: “Yo estaba conectado las 24 horas del día y me despertaba por la noche para ver lo que estaba ocurriendo y para asegurarme de que tuviera alguna relación con el mundo exterior”, añadió, según publica Christian Today.

COMÉNTANOS CON TU FACEBOOK

Lea también

Evangélicos anuncian “enfriamiento” de relaciones con el gobierno tras impasse

Representantes de las iglesias que agrupan esa fe cristiana, salieron al paso de las críticas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Powered by themekiller.com