Un grupo de activistas chilenas realizó una protesta en plena Plaza de San Pedro, en el Vaticano, expresando su postura contraria a la despenalización parcial del aborto que vive el país.

La manifestación estuvo a cargo del grupo “Mujeres de Blanco”, quienes ya habían anunciado su presencia en el país europeo aprovechando la reunión de laPresidenta Michelle Bachelet con el Papa Francisco.

Un gran ‘cruz humana’ fue la forma en que las mujeres demostraron su malestar.

Paz Vial, organizadora de las Mujeres de Blanco, explicó que “este encuentro se gestó gracias a la organización de un grupo pequeño que viajó a Roma, y que lograron en Europa una gran convocatoria, sumando a las compatriotas que viven en el continente y a todas quienes quisieran participar”.

“Muchos chilenos ya han vivido la realidad durísima y desgarradora del aborto en Europa y no quieren eso para Chile.  Han visto a mujeres destrozadas, con la vida partida, por un aborto.  Estos chilenos hoy, en la Plaza de San Pedro, no quieren ese dolor para su país y gritan en contra de esta ley injusta y bestial”, agregó Vial.