“Uno recién ahora dimensiona lo que pasa. Hace unos días me llamó un profesor de cadetes que me dijo: “Ojalá que en el estadio en que tanta gente sufrió y se torturó puedan tener una alegría“.” Fueron las palabras del lateral zurdo en la transmisión de ADN.

Haciendo referencia a las incontables torturas, muertes, desapariciones y en general una larga lista de violaciones a los derechos humanos, Beausejour rescató la memoria en medio de la euforia de la felicidad.

Pensamos en eso y muchos rezamos pensando en esas personas“, declaró Beausejour para luego agregar: “En un lugar donde hubo tanta tristeza y muerte, hoy le dimos una alegría a Chile“.

Fuente: adnradio.cl

COMÉNTANOS CON TU FACEBOOK