Cualquier tipo de cáncer es el resultado de daño o de mutaciones genéticas en nuestro ADN. Principalmente afecta a la forma en la que nuestras células crecen o se dividen,transformándolas de forma perversa.

Estas células se multiplican y se convierten en tumores (en ocasiones incontrolables) y pueden esparcirse a lo largo y ancho del cuerpo.

Aunque algunos tipos de cáncer están fuera de nuestro control, lo cierto es que hay otros que se producen por tomar una serie de malas decisiones, como por ejemplo fumar.

Incluso, hay otros productos como el café o la carne a la parrilla que pueden aumentar las posibilidades de contraer esta enfermedad, o por lo menos eso es lo que asegura Business Insider tras reunir una serie de investigaciones.

A continuación te mostramos lo que dicen los expertos sobre la relación que existe entre algunos alimentos y el cáncer.

9. AZÚCAR  

Comer demasiadas cosas dulces no sólo puede conducir a la diabetes, sino que también puede dañar activamente las células y aumentar las probabilidades de desarrollar cáncer. Pero no sólo eso. Recientemente se ha descubierto que el azúcar puede alimentar el crecimiento de los tumores en nuestro cuerpo, ya que el cáncer utiliza este alimento como combustible.

8. COMIDA PRECOCINADA

Un grupo de investigadores descubrió hace unos meses cierta relación entre las personas que consumen alimentos procesados ​​y aquellas que desarrollan cáncer.

7. TABACO

No es nuevo que el tabaco contiene hasta 70 sustancias químicas que provocan cáncer. Lo peor de todo es que no sólo los fumadores se ven afectados, también las personas que están a su alrededor, es decir, los conocidos fumadores pasivos.

6. CARNE O PESCADO CURADO Y ALIMENTOS EN ESCABECHE

El pescado en salazón tiene un alto contenido de nitratos y nitritos, conocidos carcinógenos en animales que también pueden causar cáncer en humanos, concretamente el de cabeza y cuello.

Por su parte, la comida en escabeche puede aumentar el riesgo de cáncer de estómago.

5. ACRILAMIDA

Dorar ciertos alimentos cocinándolos a altas temperaturas produce un compuesto químico llamado acrilamida, que está relacionado con ciertos tipos de cáncer. De hecho, ocurre de forma natural cuando tostamos pan, granos de café o galletas en un proceso llamado reacción de Maillard.

4. CARNES PROCESADAS

La OMS dice que las carnes procesadas como el jamón, el bacon y las salchichas pueden causar cáncer.

3. CARNE A LA PARRILLA 

Según el Instituto Nacional del Cáncer de EU, cuando carnes como la de vacuno, de ave o de pescado se cocinan sobre una llama caliente o una sartén a altas temperaturas, la grasa y los jugos reaccionan con sustancias químicas peligrosas que se quedan en la carne y que luego nos comemos. Esto se debe a que la carne contiene unos compuestos llamados aminas heterocíclicas (HCA) e hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP).

2. PÍLDORA ANTICONCEPTIVA

Aunque puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de mama y de cuello uterino, los estudios sugieren que también podría reducir las posibilidades de sufrir cánceres de endometrio, de ovarios o colorrectales.

1. ALCOHOL 

Beber alcohol en exceso puede aumentar el riesgo de desarrollar varios tipos de cáncer, incluidos cáncer de garganta, hígado, mama y colon.

Fuente: www.ticbeat.com