Tenemos la idea de que los varones son más desordenados que las mujeres. Y que también son los que menos se dan cuenta si un lugar está de cabeza. Si bien esta percepción no se aplica en todos los varones, generalmente creemos que los varones son ciegos ante el caos y poco o nada les importa vivir en esas condiciones; pero ¿será cierto?

Getty Images

Pese a que en la actualidad tanto varones como mujeres comparten más tareas domésticas, estudios demuestran que las mujeres hacen más quehaceres que los varones. Son ellas quienes trabajan más horas y quienes, en su mayoría, se ocupan en tener la casa limpia y organizada. Algunos creen que las mujeres hacen estas labores porque los varones son incapaces de fijarse en el desorden. Sin embargo, un estudio demostró que esto no es así.

Un estudio publicado en la revista Sociological Methods and Research reveló que los varones ≪no son ciegos a la suciedad, pueden ver el desastre tan bien como las mujeres. Simplemente son menos penalizados por no mantener sus espacios limpios y ordenados≫.

Los investigadores hicieron una encuesta a 327 varones y 295 mujeres de diversas edades y orígenes. Los resultados probaron que ambos (varones y mujeres) pueden identificar el desorden cuando lo ven.

Getty Images

Los estudiosos también notaron que los estándares de organización y limpieza son más altos para las mujeres que los varones. Es decir, se piensa que es aceptable que las habitaciones de los varones sean desordenaos y sucios; sin embargo, esto no es admisible en una mujer. Esta forma de pensar hace que las mujeres sean vistas como las responsables de la limpieza y no los varones.

En conclusión

No es que los varones no noten el desorden, sino que son menos presionados por hacer limpieza. Las mujeres se fijan en el desorden tanto como los varones, pero son más organizadas porque tienen mayor presión por hacerlo. No es que necesariamente gusten de dicha actividad, sino que, si no lo hacen, son más criticadas y señaladas.

Fuente: Artículo producido para radio  CVCLAVOZ.