29 de Marzo de 2012/SANTIAGO Un manifestante lanza una bomba molotov a carabineros durante las protestas realizadas esta mañana al interior de la Universidad de Santiago, donde Carabineros de Fuerzas Especiales ingreso a la casa de estudio entro sin la autorización del rector. FOTO:MARIO DAVILA/AGENCIAUNO

La bancada de la UDI ingresó a la Cámara de Diputados un proyecto de ley para quitar los beneficios estudiantiles a aquellos estudiantes que participen de hechos de violencia en la educación superior, tras las agresiones que sufrieron dos alumnos de la Universidad de Chile por parte de encapuchados.

Desde la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH), en tanto, calificaron de “panfletaria” la iniciativa de los diputados de Chile Vamos, ya que no se hace cargo del problema de fondo.

La idea ya había sido planteada cuando se tramitó la Ley de Educación Superior -donde está inmersa la regulación de la gratuidad–, sin embargo, la indicación fue rechazada. Esta vez, la bancada del gremialismo decidió insistir a través de un proyecto de ley.

La diputada de la UDI, María José Hoffmann, aseguró que pedirán al Gobierno su patrocinio pese a que la ministra de Educación, Marcela Cubillos, le quitó el piso a la iniciativa, argumentando que los rectores ya cuentan con todas las herramientas legales para enfrentar la violencia.

“Aquí hay un movimiento anárquico que tenemos que erradicar, que está amedrentando a los estudiantes hoy día y eso nos parece que hay que combatirlo. Este proyecto lo único que aporta es la señal de que no podemos financiar a los violentistas”, expresó.

Por su parte, el docente de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile, Jorge Mpodozis, señaló en entrevista con La Radio, que la violencia que ejercen los encapuchados no se soluciona con declaraciones o señales de autoridad.

“Los encapuchados no le piden permiso a nadie, ni esperan de nadie una autorización para hacer lo que hacen y tampoco les interesa mucho el resto de la comunidad”, .

Desde la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, su presidenta Emilia Schneider, rechazó la iniciativa impulsada por la UDI, asegurando que no se hace cargo del problema de fondo y sólo busca un efecto mediático.

“Si la sanción fuera la expulsión sin duda estos estudiantes dejan de tener el beneficio y dejan de estudiar en la institución, es por eso que creemos que este proyecto es panfletario, mediático pero no se hace cargo del problema de la violencia en las instituciones”, .

La iniciativa de los diputados de Chile Vamos surge tras las agresiones que sufrieron dos estudiantes de la Universidad de Chile, en el campus Juan Gómez Millas, en hechos distintos, pero ambos protagonizados por encapuchados.

 

Fuente: biobiochile.cl