Louise Porton, de 23 años, escuchó recientemente la sentencia que dictó una jueza británica, luego de comprobar que la mujer mató a Lexi Draper y Scarlett Vaughan de tres y 17 meses el año pasado.

32 años debe permanecer en prisión. Las evidencias llevaron a la justicia de su país a determinar que la joven madre tenía planes, a su juicio, mucho más importantes que cuidar y mantener con vida a sus pequeñas.

El estremecedor relato de periódicos como The Guardian, dan cuenta que la mujer cometío los asesinatos con 18 días de diferencia.

Las dos niñas sufrieron obstrucción deliberada de las vías respiratorias, y el reporte forense aseveró que no había “ninguna razón natural por la cual, y mucho menos ambas, deberían haber muerto”.

El 15 de enero de 2018, Louise asfixió a Lexi. A inicios de febrero cometió el crimen contra Scarlett, de 17 meses. La escucharon riéndo en una funeraria. No había nada que evidenciara el sufrimiento por el que atraviesa una madre cuando uno de sus hijos ha dejado de vivir. Ella ya experimentaba dos pérdidas, pero en lugar de pena, había una vida social activa.

Un día después de la muerte de su hija mayor, Porton aceptó 41 solicitudes de amistad de hombres, en una aplicación de citas en la que se describía como una modelo. Claro está, que no como madre.

Cuando asesinó a Scarlett, las evidencias dan cuenta que se detuvo a una bencinera a cargar combustible con el cuerpo de su hija en el vehículo. Demoró en llamar a la ambulancia cuando esta dejó de respirar. En ese momento fue descrita como tranquila y sin emociones.

The Guardian
The Guardian

“Se interpusieron en su camino para hacer lo que ella quería, cuando quería y con quién quería”, dijo uno de los fiscales del caso, identificado como Oliver Saxby.

5 semanas duró el juicio contra Porton y la condena vino por unanimidad, luego de conocerse su crimen, el cual ejecutó con la más clara frialdad.

The Guardian
The Guardian

Fueron acciones “malvadas” y “calculadas”,

La jueza del caso, Justice Yip, aseguró: “De una forma u otra, exprimiste la vida de cada una de tus hijas, solo llamaste a los servicios de emergencia cuando sabías que estaban muertas. Estoy segura de que en el momento de la muerte, pretendías matar a cada una de tus hijas. Por qué lo hiciste, solo tú lo sabrás”, le reprochó antes de ser sentenciada.

Consta en los registros hospitalarios, que no habría sido el primer intento de acabar con la vida de sus hijas.

Lexi había sido internada en dos ocasiones anteriores con graves afecciones respiratorias, pero fue dada de alta con antibióticos para aliviarse. En ese momento nadie imaginaba que el enemigo era su propia madre.

The Guardian
The Guardian

De hecho, entre las evidencias contra Porton, figuran sus búsquedas en internet sobre “la muerte, la respiración y el ahogamiento”. Ella había investigado cuánto tiempo tardan en enfriarse las partes del cuerpo, según escuchó el tribunal de la corona de Birmingham.

“No me queda ninguna duda de que retrasó llamar a una ambulancia hasta que estuvo seguro de que estaba muerta y no podía ser resucitada”. Scarlett “tenía signos de obstrucción previa de las vías respiratorias”, dijo la jueza.

En una de las hospitalizaciones de Lexi, su madre estuvo preocupada de tomarse fotos en “topless” y se dedicaba a juegos sexuales con un hombre que había conocido en la aplicación de citas.

The Guardian
The Guardian

En uno de los funerales, un funcionario del lugar la escuchó hablar por FaceTime con un sujeto de forma sugerente, en medio de lo que se suponía era luto por la muerte de sus hijas.

Porton, aseguró que era inocente. “Mis hijas nunca fueron un inconveniente para mí y acomode mi estilo de vida a su alrededor. Todavía no sé cómo murieron mis hijas o qué lo causó”. Ese relato no detuvo la condena que se avecinaba.

El padre de las niñas, Chris Draper, dijo en una declaración que se sentía “roto” con “nada por lo que vivir”.. Aún no conocía a Scarlett, pese a que pasaron 17 meses de su nacimiento.

“Me siento y pienso, día y noche, y no puedo entender por qué se llevaron a mis dos hijas; porque Louise hizo esto. Tal vez si los servicios sociales me hubieran escuchado, mis chicas todavía estarían vivas hoy”, se lamentó.

Pete Hill, de la policía de Warwickshire, brindó también su testimonio, asegurando “nunca podré entender por qué Louise Porton asesinó a sus hijas; Lexi y Scarlett. No contenta con matar a una de éstas, ella hizo exactamente lo mismo con su otra hija”.

En noviembre pasado, Porton les había dedicado un aparente sentido mensaje a sus hijas. En su post de Facebook les aseguraba que serían inolvidables para ella. Sin embargo, la justicia investigó y dio con las pruebas de su autoría en los asesinatos.

Facebook Louise Porton
Facebook Louise Porton

Fuente: biobiochile.cl