Ministerial Police officers inspect the vehicle in which Mexican journalist Marcos Miranda Cogco was riding her granddaughter to school when he was kidnapped by armed men, in Boca del Rio, Veracruz State, Mexico, on June 12, 2019. - Miranda's granddaughter is safe with her family but the whereabouts of the journalist is still unknown. Mexico is one of the most dangerous countries in the world for reporters: more than 100 have been murdered since 2000 amid a wave of violence linked to drug trafficking and political corruption. The vast majority of those killings remain unpunished. (Photo by Victoria Razo / AFP)

Los cuerpos de 19 personas fueron hallados este jueves en vías de la ciudad de Uruapan, en el estado de Michoacán, en el oeste de México, una localidad asolada por la violencia ligada a grupos del crimen organizado.

El fiscal general del estado, Adrián López, dijo que los cuerpos fueron hallados en tres puntos de Uruapan y explicó que el hecho obedece a pugnas entre grupos de la delincuencia organizada.

“Hay una pugna entre células que se atribuyen la pertenencia a determinadas bandas delincuenciales y se disputan el territorio para controlar las actividades relacionadas con producción, distribución y consumo de drogas”, dijo López en conferencia de prensa.

“Eso deriva en este tipo de acontecimientos, que alarman con toda justificación a la población”, agregó.

López explicó que algunos de los cuerpos estaban colgados de un puente y otros estaban desmembrados.

El funcionario dijo que se desplegó personal de distintas corporaciones de seguridad tras el hallazgo de los cadáveres.

“Se ha desplegado personal de las diferentes corporaciones tanto del ejército, la Guardia Nacional, la secretaría de seguridad pública estatal y de la fiscalía general del estado”, dijo López en conferencia de prensa.

Michoacán es un estado convulsionado por la presencia de diversas organizaciones criminales cuyo accionar provocó el surgimiento de grupos de autodefensa hace unos seis años y la posterior intervención militar en 2014.

El gobierno lanzó a finales de 2006 una polémica ofensiva militar contra el crimen organizado que es señalada por especialistas y defensores de los derechos humanos como una de las principales causas del incremento de la violencia en México.

Según cifras oficiales, desde entonces se han registrado más de 250.000 asesinatos, aunque no se detalla cuántos casos están ligados al combate al crimen.

 

Fuente: biobiochile.cl