Cuando trabajamos en un escritorio por muchas horas al día, es normal comenzar a sentir algunas molestias e incluso dolor en varias partes del cuerpo, especialmente en el cuello, espalda, manos y brazos.

La situación puede empeorar si no tenemos una buena postura al sentarnos o no hacemos pausas activas a lo largo del día.

Para prevenir molestias al cuello, o aliviarlas, te entregamos los siguientes consejos respecto a tu postura.

1- Ubica bien tu monitor
Algo clave para evitar dolores de este tipo es ubicar correctamente el monitor del computador, si trabajamos con uno en la oficina.

Al respecto, la clínica Mayo de Estados Unidos recomienda fijarse en que la parte superior de la pantalla esté a la altura de los ojos, y a una distancia a la que puedas leer con facilidad el texto. Si es necesario, puedes aumentar el tamaño de la fuente que ocupas.

En caso de que utilices un notebook, puede ser mejor que lo conectes a un monitor más grande, o lo pongas sobre algo -como un ventilador para PC- para que quede a tu altura.

2- Fíjate en tu silla
Como te sientas puede tener un gran impacto en tu espalda y cuello. Por lo mismo, la clínica Mayo aconseja tener una silla que te permita ponerte en una postura levemente inclinada (de 100 a 110 grados), y evitar estar recto en 90 grados.

3- Dónde poner el teclado y mouse
Tener el teclado y mouse mal ubicados también puede afectar tu cuello y espalda. La clave para prevenir molestias, explica el portal especializado Spine Health, está en que ambas herramientas queden posicionadas de forma que tus codos estén doblados en un ángulo de 90 grados al usarlos.

Tus muñecas deberían quedar a la misma altura que el teclado y mouse, añade la clínica Mayo.

Ten en cuenta que si sientes dolores constantes o muy fuertes en tu cuello y espalda, podrías tener algún problema mayor, en cuyo caso te sugerimos consultar con un traumatólogo.