Tommy es una tortuga hembra de la especie Hermann que tiene un récord sin igual: cumplió 121 años, es la mascota más longeva del mundo en la actualidad, ha sobrevivido a tres generaciones de su familia, vivió dos guerras mundiales y atravesó seis reinados en Inglaterra, su país.

El pasado fin de semana su familia celebró el cumpleaños 121 relatando la historia de este animalito a los medios de comunicación. Allí se supo que fue comprada a comienzos del siglo XX por el valor de una libra esterlina.

Sheila Floris, dueña de Tommy, indicó al diario inglés Daily Mail que su mascota fue adquirida por su abuela materna Margaret Cloonan en 1909. En ese entonces la tortuga ya tenía 11 años de vida (había nacido en 1898).

Floris ha vivido con ella por 62 años, ya que la heredó cuando tenía sólo seis. Con el paso del tiempo ha quedado impresionada con la vitalidad de su mascota, ya que a pesar de su edad siempre ha sido activa dentro de la casa.