El público que asistió al estadio Monumental iba con toda la intención de festejar. Iban a celebrar a su histórico goleador, pero Cobresal fue un invitado insolente que derrotó por 2 a 0 a Colo Colo, por la 20ª fecha del Campeonato Nacional. Una dolorosa derrota para los albos, que, además, los aleja del anhelado título.

La Ruca de Macul se repletó, nadie quería perderse la fiesta organizada para Esteban Paredes, que la semana anterior había alcanzado el récord de Francisco Valdés como máximo artillero del fútbol chileno. “Capitán 215”, se leía en las tribunas, sumada a una camiseta gigante que descendió desde la galería con el número y nombre de su capitán.

Sin embargo, el conjunto minero se “coló” a la celebración y la arruinó de entrada. Marcelo Cañete, de pasado cruzado, hizo un increíble cambio de frente para que Marcelo Jorquera despegara por el sector izquierdo y centrara al área del Cacique. Felipe Reynero entró como un fantasma para conectar un cabezazo que dejó sin opciones a Brayan Cortés, mientras que Óscar Opazo aún no volvía para marcar.

El elenco dirigido por Gustavo Huerta apostó a las transiciones rápidas y los contragolpes para amedrentar a la zaga colocolina. Su orden táctico hizo imposible que el “Tanque” pudiera conquistar su 216° gol en Primera División. Aun así, el delantero casi convierte al bajar a piso para rematar un centro del “Torta”, pero Sebastián López estuvo atento para ahogar el grito albo.

Los locales estaban incómodos en la cancha, sin mayores claridades y esa desatención era aprovechada por los albinaranjas. Juan Carlos Gaete, quien tenía un partido especial luego de fichar por Colo Colo y dejar la institución sin jugar, pudo ampliar las cifras, pero falló un claro mano a mano ante Cortés, que minutos antes había neutralizado un “globito” de Reynero.

Los pupilos de Mario Salas intentaban hilvanar jugadas y López estuvo soberbio para resguardar el arco minero. En la mejor jugada colectiva del cuadro de Pedrero, que pasó del costado derecho al izquierdo, finalizó en un preciso centro de Paredes que fue cabeceado sin fuerza por Costa. El guardameta voló para la foto y se quedó con el balón. Luego, repelió un tiro a distancia de Carlo Villanueva.

La presión del récord del experimentado ariete albo perjudicaba el andamiaje del equipo, que lo buscaban en demasía, perjudicando la toma de decisiones de los jugadores.

Mario Salas intentó renovar el ataque con el ingreso de Pablo Mouche en el complemento, pero no fue suficiente para generar peligro. Hubo momento de roces, las amarillas aparecieron y Paredes discutía con Rodrigo Ureña, mientras que Juan Carlos Gaete sintió un pinchazo que lo fuera del partido.

La más peligrosa de los primeros veinte minutos fue un nuevo descuelgue de Opazo que entregó un pase directo a la cabeza de Costa, pero nuevamente estuvo atento López para embolsarla con sus manos. Marcos Bolados también avisó con un potente disparo que asustó al meta cobresalino.

El Cacique buscaba el empate, pero Felipe Reynero volvió a abofetear. Israel Poblete hizo una pausa en la zona medial y habilitó de forma magistral al extremo, quien solo tuvo que hacer un toque sutil para batir a Cortés y ver cómo entraba lentamente el balón a la portería.

Una pésima noche para Colo Colo. No hubo fiesta y quedó a 13 unidades de distancia de Universidad Católica. En tanto, Cobresal acumula 24 puntos y se alza en el 11° puesto de la tabla de posiciones.