Investigadores de Kaspersky anunciaron el descubrimiento de “BRATA”, un nuevo malware derivado de la familia de herramientas de acceso a distancia (RAT, por sus siglas en inglés) de Android.

Llamado así por su descripción (“RAT brasileño para Android”), este malware espía al dispositivo infectado y es capaz de otorgarle a los cibercriminales el reflejo exacto en tiempo real de la pantalla del móvil de la víctima, con la posibilidad de activar la cámara y el micrófono del dispositivo.

Descubierto en enero de 2019, BRATA se alojaba principalmente en Google Play, pero también fue detectado en tiendas de aplicaciones Android no oficiales.

Según los investigadores de Kaspersky, el malware requiere Android Lollipop 5.0 o versiones posteriores para funcionar. Los agentes de amenaza que están detrás de BRATA usan vectores específicos de infección, como notificaciones PUSH en sitios web comprometidos y mensajes enviados a través de WhatsApp o SMS.