Tras conocerse su condena por el delito de torturas contra comerciantes ambulantes del Barrio Meiggs, el carabinero que se hizo viral por una petición de matrimonio en el terminal de buses San Borja decidió sacar la voz.

Se trata de Rodrigo Muñoz Cid, quien ayer fue condenado a ocho años de cárcel junto al “Paco Nazi”, y que antes de esto ya había alcanzando notoriedad por la petición que hizo a su pareja, pero no por el lugar escogido, sino porque para el despliegue utilizó tres radiopatrullas de la institución.

En conversación con 24 Horas, el aún funcionario sostuvo que el matrimonio debió ser suspendido “por un tema de costos por la defensa”.

Y es que Muñoz intentará revertir la condena y así, “demostrar que soy inocente“.

En específico, dijo, “me culpan de haber golpeado a uno de ellos con los puños y patadas en el cuerpo, golpes con el bastón de servicio y el certificado de lesiones dice erosión y rasguños en el cuello. Nada cuadra”.

Consultado sobre su compañero de labores, Fracisco Javier Arzola, alias El Nazi, aseguró que “su forma de ser era profesional”.

Fuente: biobiochile.cl