La gingivitis es una enfermedad bucal, generalmente bacteriana, que provoca inflamación y sangrado de las encías.

Felipe Rivera, odontólogo de Vidaintegra, explica que la placa bacteriana es la organización de las bacterias que habitan en la boca  y que hacen daño a las estructuras bucales.

“El cuerpo reacciona liberando mediadores inflamatorios, lo que significa que el sistema inmunológico de las personas reacciona con inflamación frente a bacterias patológicas o que hacen daño, ya que siempre hay bacterias en la boca, pero son las patológicas las que provocan problemas. Estas aparecen cuando el paciente no se cepilla bien los dientes”, remarca.

Si la placa no se quita, se convierte en un depósito duro denominado “tártaro” que queda atrapado en la base del diente. La placa y el “tártaro” irritan e inflaman las encías. Las bacterias hacen que las encías se infecten, se inflamen y se tornen sensibles, precisa.

SÍNTOMAS

Según el odontólogo, los síntomas que deben alertar que se padece la enfermedad son los siguientes:

► Hinchazón.

► Eritema o enrojecimiento.

► Sangramiento.

► Aumento de la temperatura local.

► Dolor (en algunos casos).

Para detectar la gingivitis el dentista observa los signos típicos de la inflamación, además de revisar la presencia de sangramiento al sondaje, es decir, con instrumentos de examen que verifican si la encía sangra al ser tocada.

El odontólogo examinará la boca y los dientes y detectará  si las encías están hinchadas o inflamadas, o de color rojo.

“La mayoría de las veces no se necesitan exámenes adicionales, sin embargo, se pueden tomar radiografías de los dientes para ver si la inflamación se ha diseminado a los tejidos de soporte de los dientes como el hueso alveolar”, acota.

TRATAMIENTO

El tratamiento consiste en la remoción de la placa bacteriana con limpiezas específicas para cada paciente, además de una buena instrucción de higiene.

El objetivo del tratamiento es erradicar la infección e inflamación.

“Es necesaria una higiene oral cuidadosa después de una limpieza dental profesional. El odontólogo hará hincapié en cómo cepillarse correctamente los dientes y la importancia de usar la seda dental”, asegura el dentista.

El sangrado debería terminar y la sensibilidad de las encías debería disminuir al cabo de una o dos semanas después de una limpieza profesional y de una buena higiene oral en casa.

PREVENCIÓN

La buena higiene oral es la mejor forma de prevenir la gingivitis.

Según explica el odontólogo, además se debe visitar al dentista periódicamente cada seis meses y usar hilo dental. 

“Si la enfermedad avanza de una gingivitis al paso siguiente que es una periodontitis, en el largo plazo el paciente puede sufrir pérdida de las piezas dentarias”, advierte.

“Si el paciente presenta sangramiento, hinchazón, halitosis u otro síntoma descrito anteriormente, debe solicitar una hora con su dentista”, completa Rivera.